Litigios Mercantiles en El Salvador ¿Qué es el derecho mercantil?

El derecho mercantil o derecho comercial es una rama particular del derecho privado, que tiene como objetivo normar y acompañar las dinámicas de intercambio de bienes y servicios, es decir, los actos comerciales contemplados en la ley, así como las implicaciones jurídicas que se desprendan de ellos.

En otras palabras, el derecho mercantil vela por el correcto desenvolvimiento de la actividad económica. Establece el marco de intervención de los poderes públicos en caso de que fuera necesario; como en el caso de la protección a los consumidores. El sistema financiero, en particular, se encuentra fuertemente vigilado, dadas las enormes sumas de dinero que moviliza.

Así, esta rama del derecho tiene que ver con las relaciones entre distintas empresas, entre ellas y su clientela; entre vendedores y compradores, e incluso con los mecanismos para fundar una empresa o abrir un comercio.

Facilitamos sus problemas, ya sea en términos de ahorros en tiempo o eliminación de preocupaciones; Asistimos regulando cualquier situación derivada de la actividad de los comerciantes, y sus relaciones comerciales; así como también, entre aquellas personas que sin ser comerciantes ejecutan actos de comercio.

Procesos Monitorios.

El proceso monitorio “es el que obtiene o pretende por medio de unilateral una actuación jurisdiccional un título ejecutivo para una ulterior efectividad”

Juicios Ordinarios.

Litigios Mercantiles en El Salvador Procesos concebidos para resolver litigios más comunes tramitándose por este juicio los asuntos previstos en la ley.

Juicios Ejecutivos.

Juicio Ejecutivo es el juicio sumario que se introdujo a favor de los acreedores para que, sin experimentar los dispendios ni dilaciones de la vía ordinaria, ni las molestias o vejaciones de los deudores morosos, consiguieses éstos de la manera mas breve el cobro o pago respectivo de sus créditos, sin distraerse del desempeño de sus deberes de comerciante».

Embargos.

Retención por orden judicial de un bien perteneciente a una persona, para asegurar la satisfacción de una deuda;  el pago de las costas judiciales o el pago de la responsabilidad derivada de un delito.

Problemas con cheques.

Documento que extiende y entrega una persona a otra para que esta pueda retirar una cantidad de dinero de los fondos que aquélla tiene en el banco.

Problemas con el cobro de pagarés.

El pagaré: es un documento emitido por una persona; que contrae una obligación de pago por el cual se compromete a abonar el mismo al acreedor en un determinado plazo de tiempo.
Elaboración de todo tipo de contratos en materia mercantil y asesoría para reclamar su cumplimiento o incumplimiento.

Comisión mercantil.

Es un contrato consensual que se perfecciona por el consentimiento, y bilateral o sinalagmático, que genera obligaciones para ambas partes; pero mientras que el mandato es naturalmente gratuito, salvo pacto en contrario, la comisión mercantil es naturalmente onerosa, también salvo pacto en contrario.

Depósito.

El contrato de depósito es un contrato mediante el cual el depositante cede la tenencia de una cosa al depositario para que se encargue de custodiarla, debiendo éste restituirla cuando el depositante la reclame.

Permutas.

Contrato por el cual uno de los contratantes se obliga a entregar el dominio de una cosa y una suma de dinero, pero cabe aclarar que en algunas legislaciones, si la parte en numerario es superior o igual al valor de la cosa, el contrato se considera de compraventa.

Cesión de créditos.

El contrato de cesión de créditos es el documento mediante el cual una persona (llamada acreedor cedente) transmite a otra persona (llamada acreedor cesionario) la titularidad de los derechos de crédito que ostenta frente a una tercera persona (deudor o cedido); es decir, su derecho a recibir el pago de una deuda (o crédito) de parte de la misma. De esta forma, la tercera persona pasa a ser deudora del acreedor cesionario.

Consignación.

es el contrato por virtud del cual, una persona denominada consignante transmite la disponibilidad y no la propiedad de uno o varios bienes muebles, a otra persona denominada consignatario, para que le pague un precio por ellos en caso de venderlos en el término establecido, o se los restituya en caso de no hacerlo.

Agencia.

El contrato de agencia es el contrato en virtud del cual una persona física o jurídica (el agente) asume de forma estable y permanente el encargo, en nombre y por cuenta de otro y a cambio de una retribución, de promover y concluir contratos como intermediario independiente, sin asumir por ello, salvo pacto en contrario, el riesgo y ventura de dichas operaciones.

Seguro.

El contrato de seguro es el acuerdo por el cual una de las partes, el asegurador, se obliga a resarcir de un daño o a pagar una suma de dinero a la otra parte, tomador, al verificarse la eventualidad prevista en el contrato, a cambio del pago de un precio, denominado prima, por el tomador.

Franquicia.

El contrato de franquicia es el documento que define el tipo de relación existente entre el franquiciante y el franquiciatario, determinando qué papel le corresponde a cada uno en el desarrollo de la franquicia: sus responsabilidades, derechos y limitaciones y cualquier otro tipo de contratos no reglamentados especialmente por la Ley.

Litigios Mercantiles en El Salvador

https://www.facebook.com/elsalvadorlegis